Llevamos mucho tiempo hablando de fuentes de alimentación, auriculares, chasis, teclados…. Pero Apenas se habla de un periférico con el que la mayoría no podríamos trabajar.

Y es que damas y caballeros… no seríamos nadie sin un ratón. Ya que excepto algunas leyendas que pueden manejar el ordenador en uso ofimático sin ratón, estamos más que ligados a un periférico que a veces no se le da la importancia que merece.

Para ello tenemos que tener en cuenta varios factores, por ejemplo:

 

  • Ergonomía: Sin duda el apartado más importante, ya que cada mano es un mundo y no todos agarramos el ratón de la misma forma. Y es un factor a tener muy en cuenta ya que si no elegimos bien y pasamos muchas horas delante del PC, podemos acabar desarrollando alguna lesión a medio y largo plazo. Así que tendremos que elegir bien que tipo de ratón vamos a utilizar.

 

  • Precisión: Ya sea para ofimática o para jugar a nadie le gusta un ratón con el que muevas la mano 3cm y el puntero apenas se mueva 1mm. Aunque en el caso de los ratones gaming este factor cobra más relevancia, con los ratones de ofimática quizás no tanto, pero una vez pruebas uno que tenga buena precisión difícilmente volverás a uno que tenga poca.

 

 

  • Cantidad de botones: Este factor también influye mucho en los ratones gaming ya que por norma general, cuentan con dos botones extra en el pulgar con respecto a los de oficina. Pero esos dos botones extra también pueden hacernos el trabajo de oficina más llevadero.

 

  • Alimentación: Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir ratón sería el tipo de alimentación que requiere. Por ejemplo normalmente los ratones de ofimática solemos comprarlos inalámbricos (que funcionan con pilas) porque ofrecen cierta “libertad de movimiento” y “más limpieza” en la zona de trabajo, con el inconveniente de que conforme se vayan gastando las pilas perderemos eficacia en el ratón. Además de ser menos eficientes, son más contaminantes ya que si bien las pilas puede que nos duren 2 años, tendremos un consumo de pilas como una producción de residuos de las mismas. Todo esto no pasa con los ratones de cable, porque estos se alimentan constantemente conectándolo por USB al PC. Se podría decir que son más ecológicos, porque duran más tiempo y no producen residuos, a cambio solo tenemos que tener un cable que “anda por ahí suelto”.

 

  • Diseño: Aunque quizás éste sea el menos importante para muchos. Hay mucha gente que el aspecto, la forma y la iluminación tienen la misma importancia que los factores anteriores, ya que sobre todo la iluminación otorga al usuario ese toque personal que todos buscan a la hora de montar su set-up, ya sea gaming o de oficina.

 

En definitiva y a modo de opinión personal si me dan a elegir entre un ratón u otro… Yo elijo un ratón gaming, como este. Buena ergonomía, un diseño sobrio y elegante y unas características técnicas que superan con creces los ratones de oficina y compite de tú a tú, con los mejores ratones del sector gaming.

Sin más me despido hasta la siguiente entrada.

Como siempre si crees que me he dejado algún otro detalle, háznoslo saber mediante nuestras RR.SS

Un saludo, y nos vemos.

10/06/2021 |

Información sobre cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí -