Cuando nos planteamos montar un PC nos centramos en lo de siempre: Placa base, procesador, RAM, tarjeta gráfica, disco duro etc. Y cuando lo tenemos todo comprado,  decimos… ¿cómo alimento todo este pedazo de ordenador? Me he gastado casi todo el presupuesto en los componentes… bueno pues le pongo una fuente “justita” que se ajusta a mi presupuesto. Decisión equivocada.

Desde Hiditec recomendamos que antes de montar un ordenador comprobemos los consumos/consejos de alimentación de cada componente en la página oficial del mismo, y saquemos los cálculos para saber exactamente cuanta potencia necesitaremos para dar de comer a nuestra “bestia”  ¿Por qué digo esto? Pues veréis…

Hace poco tiempo un compañero nuestro se montó un ordenador gaming de alta gama y le montó una fuente de 650W porque era más barata y se había gastado casi todo el presupuesto, pues bien. Lo montó, iba todo perfecto… pero veía que cuando estaba haciendo streaming de un juego exigente el ventilador de la fuente iba a tope todo el tiempo y el ruido del ventilador se colaba en su stream como si de una turbina se tratase y a veces se le apagaba el PC. Empezó a investigar y descubrió que el problema venía de la fuente de alimentación, porque cuando estaba en reposo o simplemente jugando la fuente no pasaba nada, pero cuando le daba “caña” el ordenador lo notaba

Esto sucede ni más ni menos que, por la carga de trabajo. Cuando el ordenador está en reposo la fuente suministra la cantidad justa de energía al PC, pero cuando la carga de trabajo es alta la fuente tiene que trabajar al 100% de su capacidad todo el tiempo para producir la demanda de energía del resto de componentes, lo que genera más calor y el ventilador tiene que aliviar ese exceso de calor girando a más velocidad. Además de que al soportar tanta carga de trabajo durante un tiempo prolongado acorta de manera significativa la vida útil de dicha fuente

Solución. Nuestro compañero le cambió la fuente por una mucho más potente (850W) y el problema desapareció.

Moraleja: Antes de comprar los componentes asegúrate de que puedes “darles bien de comer” y así te evitarás algún que otro susto.

Sin más me despido. Hasta el siguiente post

Un saludo.

Información sobre cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí -