Mucho antes internet, la palabra cortafuegos se refería a esas tiras sin árboles ni maleza que hay en el monte para evitar que en caso de incendio el fuego se propague.

Pero hoy en día, donde todos estamos conectados de alguna manera u otra, a nivel global. Esta palabra adquiere un nuevo significado.

Una definición rápida de dicho mecanismo sería: un sistema que regula el acceso entre equipos informaticos en base a una serie de reglas preestablecidas. Protegiendo de esa forma los accesos a nuestro ordenador.

Hay 2 tipos de firewall: los físicos y los lógicos

-Físicos:

Básicamente estos cortafuegos se presentan en forma de hardware situado entre el punto de acceso y el switch que se que reparte la conexión entre los ordenadores de una misma red de trabajo, por ejemplo. Siendo los más usados por las empresas.

-Lógicos

Estos sistemas son los que utilizamos la mayoría de los mortales. En la mayoría de los casos vienen integrados en el propio SO del equipo.

¿Cómo funcionan?

Básicamente lo que hacen es comprobar que paquetes de información tratan de entrar o salir de nuestro equipo. Este bloqueo se realiza a través de la configuración del mismo, como la IP a la que están destinados, el tipo de puerto usado o la aplicación de origen

 

A la hora de configurar el cortafuego, puede que se nos haga un poco tedioso ya que tendremos que decirle que es lo que puede bloquear y que puede permitir. Pero tenemos que tener en cuentea que una configuración demasiado estricta podrá bloquear conexiones legítimas y hacer que algunos programas no funcionen como deberían, por el contrario si lo configuramos de manera “permisiva” se convertirá en una herramienta inútil.

 

También existen lo que se conoce como “cortafuegos de nueva generación”  o NGFW por sus siglas en inglés. Éstos complementan las funciones de los dos que ya comentamos antes. Se podría decir que el una manera inteligente de identificar los paquetes de información basándose en su contenido.

 

Pues sin más, os dejamos hasta la siguiente entrada en el blog.

Un saludo

Información sobre cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí -